Suspiros La Delicia

Suspiros La Delicia nace en el año de 1966 de la mano de María Velásquez, quien con arduo trabajo e iniciativa logró posicionar uno de los productos más ricos y tradicionales de la cocina ecuatoriana: los suspiros.

A pesar de lo complicado de la época y las restricciones del trabajo de la mujer, Suspiros La Delicia se desarrolló como un emprendimiento familiar, siendo su producto completamente artesanal y distribuyéndolo a las bodegas tradicionales del Centro Histórico de Quito.

Con el pasar del tiempo, por su calidad y gran acogida en el mercado siguió creciendo, de generación en generación, entregando su producto, acompañando por ejemplo a cadenas que pasaron de Bodega La Favorita al supermercado de mayor posicionamiento en el país: SUPERMAXI; logrando una trayectoria de más de 60 años de calidad, puntualidad en las entregas y endulzando la vida de sus consumidores.

Hoy por hoy, con la infinita ayuda de Dios, somos una empresa artesanal y familiar, con una visión de excelencia, precautelando cada detalle para generar un producto que cumple con estrictas normas de calidad.

 

Misión

Brindarles un producto 100% natural libre de persevantes, asegurando la calidad, manteniendo nuestros permisos en regla y de esta manera generar un empleo con una remuneración digna para todos sus operarios.

 

Visión

Queremos ser una empresa posicionada y reconocida en el mercado nacional e internacional,  expandiendo nuestra gama de productos, sin perder la calidad de cada uno de ellos para brindarles siempre lo mejor.

 

Valores

Somos responsables con el medio ambiente, con nuestros operarios y nuestros clientes, nuestra materia prima es 100% ecuatoriana y nuestra mano de obra también.